Los años de oro de Acapulco

 

Por: Jerónimo Orozco

Solía ser así: de estar en la fiesta en la ciudad de México, entre tragos y amigos, alguien ofrece una alternativa atrevida: “vámonos a Acapulco”. ¿Ahorita? – Si, ahorita… pasamos por unas chelas y nos las vamos tomando en el camino, nos turnamos las 7 horas de manejada y amanecemos allá… -¿A donde vamos a llegar? – ¿Tu crées que va a faltar un cuarto de hotel en Acapulco?



El recorrido era largo. Una carretera federal zigzaggeante que cruzaba el cañon del Zopilote. Rebasar es todo un reto. En Iguala, una parada obligatoria, clásica, en la Vaca Negra donde se servian hamburguesas y hotdogs. Todo esto para llegar de madrugada a un hotel, el que sea, con que tenga camas y paredes nos basta. No pensamos pasar mucho tiempo en él de todos modos. Lo suficiente para descansar esas horas de trayecto y seguir con nuestro itinerario.



A partir de la decada de los 50’s hasta los 70’s, Acapulco era una joya turística a nivel mundial. En parte por ser el destino más cercano y exótico para los estadounidenses y canadienses que vivian una nueva era despues de la Segunda Guerra Mundial, y por otro lado por ser escogido por las grandes celebridades internacionales, principes y princesas de todo el mundo como un lugar obligado para ir a divertirse. Tom Jones, James Caan, Frank Sinatra, Sammy Davis Jr., Elizabeth Taylor, Sean Connery en sus años Bond, Farrah Fawcett, los Kennedys, George Hamilton, Richard Burton, Donna Summer, Gloria Gaynor,  Kirk Douglas, Ava Gardner, Johnny Weismuller – el Tarzan de Hollywood (que se dice que en sus ultimos años, atacado por la demencia, salia a la alberca de su casa y hacia el clasico grito de este personaje)-, John Wayne y Barry White eran algunas estrellas que podías toparte si ibas a los lugares indicados. Hasta Elvis Presley hizo una película en el 63 donde lo podemos ver seduciendo toreras, ligando en convertibles y entrenando como clavadista de la Quebrada para robarle el corazón a Ursula Andress.



Al salir del hotel las opciones son demasiadas, pero empecemos con un clásico: Carlos N’ Charles para calentar motores. Ahí algún amigo conectado nos reparte boletos para las discos. Despues, al Aku Tiki, un lugar decorado al estilo Hawaiiano con meseras con pareos y flores en el pelo, arena y cascada artificial.  Cuando el sol se esta metiendo nos vamos al Club de Yates, donde pedimos un trago clásico: una “Sayula”, un “Tom Collins” o un “CocoFish”, una bebida servida en un coco con ginebra.



La noche se acerca y con ella posibilidades de diversión a 360 grados. Es cuando se mete el sol cuando Acapulco saca su verdadero encanto. La cultura de la discoteca efervece en el puerto mexicano: el Tequila Agogo y su hermano el Champagne Agogo, El Bocaccio, El BabyO (que sobrevive a pesar del paso del tiempo), El UBQ, El Le’Dome (donde se llevaban a cabo concursos de baile a la John Travolta), El Tiberios, El Le Jardin entre otros. Pero la mejor opcion en esos tiempos era el Armando’s Le Club. Ahi no pasas si no conoces a alguien y espera una cuenta de aproximadamente mil dolares. Y no puedes ir de jeans y camiseta. Para entrar aqui te tienes que esforzar, verte nice, pantalon de lino y zapato blanco mínimo. En este lugar te ibas a codear con celebridades de todo tipo: príncipes árabes, estrellas de cine internacional, politicos mexicanos y de todo el mundo, todos juntos en la pista de baile. No hay VIP’s; el Armando’s Le Club era un VIP en todo sentido de la palabra.



La “gente bonita” se deja venir y desde las mesas escalonadas todos pueden ver quien entra. Desde un piano de cola modificado, el DJ va subiendo el ritmo a partir de las 11:30 con éxitos de rock y disco – Donna Summer, Los Rolling Stones, Los Monkeeys, Bary White, etc – aunque a veces pone música árabe un rato para complacer a los distinguidos invitados.



La clientela del Armando’s Le Club es constante. Esto se debe a que se hace un esfuerzo por hacer que todos se sientan como en casa. Enrique Arce Cordero, que alguna vez fue gerente de la discoteca el Palladium, trabajo como mesero en el Armando’s Le Club en esas épocas. Arce llegó a juntar alrededor de 1800 fotografias con celebridades casi haciéndolo acreedor de un record Guinness de la persona más fotografiada con estrellas. Arce recuerda esa época como “un gran aprendizaje” y recalca el énfasis que se ponia en los detalles. A los clientes frecuentes se les hablaba por su nombre y se buscaba satisfacerle en sus pequeños caprichos. Por ejemplo, Arce cuenta como un cliente tenia como costumbre dar una gardenia a su acompañante. En el momento que entraba por la puerta, alguien iba a cortar una al jardin y se la dejaban en la mesa sin que lo hubiera pedido. En otras ocasiones cuando algún músico famoso iba al lugar, el DJ se encargaba de que tan siquiera se escuchara una cancion suya por un momento. Incluso era normal ver al dueño del lugar bailando con las celebridades en la pista de baile. Estos esfuerzos eran bien recompensados. Se cuenta que Frank Sinatra, haciendo uso de un impecable español, solía poner a los meseros en una fila para darles 100 dolares a cada uno. El mejor antro del mundo, dicen los que alguna vez fueron.

Pero a pesar de ser el mejor lugar y estar rodeado de celebridades, Acapulco ofrece mucho más. Desde las ya institucionalizadas “gringas de vacaciones en México” que se cambiaban tres veces de traje de baño hasta las “yolis” (chicas persinadas del norte del pais cuyo apodo viene de que solo te las puedes echar en Acapulco) hay demasiado que hacer para quedarse en un solo lugar. Lo normal es trazar una ruta de antros. Navegas por 3 o 4 a lo largo de la noche. O vamos a la Zona Roja -incluso con tu pareja- donde por 10 pesos alguna gordita te saca a bailar en La Hacienda o El Burro. Despues de todo, un jugo de carne en la fonda El Zorrito y un inevitable intercambio de anécdotas.

Con el paso del tiempo Acapulco se desarrolla en sus afueras, en los prestigiosos condominios de la zona Diamante. Chavitos y chavitas de jeans y shorts reemplazan a los dandys disco y con el dinero de sus padres convierten el viejo Acapulco en lo que conocemos hoy: Antros adolesciendo de preadolescentes. No hay necesidad de explorar la ciudad teniendo cuatro albercas y restaurantes en tu edificio. Acapulco de hoy, vive a la sombra de su pasado y el viejo Acapulco sobrevive solo en la memoria de aquellos afortunados que y vibraron con él.



Acapulco época de oro 1930 - 1960

CON MUCHO ORGULLO LES COMPARO ESTA FOTO, QUE PARA MÍ ES HISTÓRICA.


TAL VEZ PARA MUCHOS NO SIGNIFIQUE NADA, PERO LES CUENTO, Y NO ES CUENTO: UN EXPLORADOR NORTEAMERICANO LLAMADO CARL SALTZMAN, TOMÓ ESTA FOTO DEL "Barrio del Rincón", después llamado de "Tlacopanocha" y hoy conocido como "Barrio de la Playa".



En este mismo lugar, nací yo, pero 57 años más tarde.


Coincidentemente alguién situo aquí producto de su imaginación un andador o ,paseo conocido como "Páseo del Rey" y un Mesón (Primer hotel dijo), desde tiempos de La Nao de China, pero yo no veo ni rastros.....Haa si, olvidaba decir que Saltzman la tomó en 1879, cuando mi abuelo Ernesto tenía dos años de edad y mi padre nacería 37 años después.

Espero la disfruten tanto como yo. Gracias.
saludos.
Paco Escudero
P.D. Se vale reenviar.

Construcción del Edificio Oviedo

por Roberto Reyes

La historia de "La Margarita"

Historia de la Margarita, inventada en Acapulco en 1948.

Cómo se hizo la margarita

La margarita es un cóctel clásico, por excelencia y festivo que se puede encontrar en cualquier bar. Muchos han llegado a reclamar ser el originador de la margarita, pero creemos que sus orígenes se remontan a Acapulco en 1948.

Una amiga íntima de Taylor West y Bill West, a Margarita Sames se le atribuye su creación y el homónimo del cóctel.

Margarita estaba entreteniendo amigos en una fiesta de Navidad en su casa en Acapulco, incluida la compañía de Conrad Hilton Jr., Barron Hilton y Eric Hilton. La margarita nació cuando el grupo decidió crear una bebida para adaptarse a la ocasión.

 

Cada invitado debía preparar una bebida para ver cuál era la mejor. Usted puede adivinar fácilmente quién era el favorito.

Receta de Margarita

Ingredientes:

• 2 oz de tequila
• 1 oz de Cointreau
• 3 / 4- 1 oz de lima fresca

(depende de la acidez de las limas clave)

Direcciones:

• Combine los ingredientes y sirva sobre hielo. Decore con sal y una rodaja de limón, si lo desea.

Rosamond Bernier por Francisco Herrera Sanches

Al vivir un buen tiempo en Acapulco te hace acapulqueño o acapulqueña, es el caso de Rosamond Bernier, ella fue Profesora de arte que vivió en el glamour del mundo, Rosamond llegó a domesticar animales salvajes, voló su propio avión e hizo amigos de la talla de Henri Matisse, Leonard Bernstein y Frida Kahlo. vivió en México durante la década de 1940, tenía un ocelote, al cual llevaba en sus viajes un oso hormiguero, monos araña, un tejón, diversas aves tropicales, y (lo más incongruente) un pequeño pingüino,

 

Le tocó encontrar un Acapulco virgen, una bahía de un inhóspito Acapulco al cual toma para practicar la natación, fue editora de la revista Vogue en París de la posguerra, vivió en el Hôtel de Crillon, la ciudad aún se recuperaba de las privaciones de la guerra, ella tenía el encanto de caerle bien a las personas, nació en EEUU, hablaba inglés, francés pero con su acento del español de México.

 

En 1955 creó la revista francesa L'Oeil y desde esta fecha, la revista ha sido una de las más importantes revistas artísticas en Europa.

En la foto de 1938 la vemos con veintidós años a Rosamond Bernier en Acapulco,en su jardín con su marido Lewis A. Riley, Jr. Él fue uno de los fundadores del club de yates; Él conoció en 1949 a María de los Dolores Asúnsolo y López Negrete, conocida artísticamente como Dolores del Río después de diez años de estar juntos, la pareja se casó en Nueva York en 1959. Dolores se hizo construir una casa en Acapulco para estar más cerca de Lou.

 

El que Acapulco se hiciera popular entre los grupos de la elite mundial, no se debió a un personaje, fueron muchos y a la circunstancia en el que el mundo se encontraba, y sin duda muchas mujeres fueron quienes contribuyeron a dar fama a nuestro puerto de Acapulco.

Rosamond Bernier falleció en el 2016, en New York, tenía 100 años, las fotos de cuando era joven en su casa aquí en Acapulco. publicadas por la revista VOGUE.

Acapulco en el Tiempo

Archivo fotográfico en Facebook que vale la pena ir a visitar

Acapulco fotografía relatos y épocas
Fotografías de coleccion Alamy

Archivo fotográfico en Facebook que vale la pena ir a visitar

Captura de Pantalla 2020-05-21 a la(s) 1
Edificio Oviedo
El Edificio Oviedo durante su construcción en la esquina de la actual Costera Miguel Alemán en 1948.

Archivo fotográfico en Facebook que vale la pena ir a visitar

Roberto Mendoza
.....aquellos entrañables tiempos,cuando los famosos no se quedaron con las ganas y visitaron nuestro Puerto.
Y tú,a que famoso te tocó ver ??!!
Saludos y Excelente Tarde Grupo !!
Acapulco en 1954 al 1960
Acapulco en 1954

BREVE RESEÑA DEL CRUCERO S.S. ACAPULCO.

Desde CALIFORNIA a MÉXICO a principios de la década de 1960.

El S.S. ACAPULCO fue el primer buque de pasajeros en enarbolar la bandera mexicana y comenzó el servicio desde Los Ángeles a Acapulco con un servicio de crucero regular en 1962.

El Acapulco, un crucero de 24,400 toneladas navegó anteriormente entre Nueva York y el Caribe bajo el nombre de S.S. Nassau.

El barco fue renovado en Glasgow, Escocia.

A pesar de algunos problemas iniciales en el viaje inaugural, además de ser utilizado como un hotel flotante para la Feria Mundial de Seattle de 1962, el Acapulco zarpó cada dos sábados desde Los Ángeles en un crucero de 13 días.

Los cruceros ofrecieron ocho días completos en el mar con una escala de cuatro días en Acapulco, lo que les dio a los pasajeros tiempo para recorridos por el interior a los favoritos de los turistas como Taxco, Cuernavaca y Ciudad de México.

El barco era un buque de una clase. Todos los pasajeros cenaron en el mismo comedor y tuvieron acceso a varias salas públicas, terrazas, instalaciones de entretenimiento, etc.

En lugar de las lecciones de hula que Matson Lines ofreció en el S.S. Lurline a Hawai, los pasajeros del Acapulco aprendieron el arte de las corridas de toros. Por suerte, no con un toro vivo.

Utilizaron un facsímil razonable, con un toro montado sobre ruedas y los matadores marinos recibieron diplomas al final del viaje.

Había dos piscinas, clases gratuitas de español. Se ofrecieron cócteles por cincuenta centavos, y una banda de baile tocó hasta el amanecer si el pasajero no colapsó primero.

AGENTES DE VIAJE DISFRUTARON DEL CRUCERO MAIDEN.

Agentes de viajes que navegaron en el viaje inaugural proporcionando. Andrew J. Keizer de Ask Mr. Foster: “Sé que expreso el sentimiento de los otros agentes de viajes que estaban en el crucero al mismo tiempo, que debería recibir la buena respuesta del público. Hace un llamamiento a todos los jóvenes, los de mediana edad y los ancianos. . . Hay algo para todos. Nunca nos hemos divertido más o disfrutamos de un crucero ".

Caroline Gates de Ferguson-Gates Travel: “La comida fue maravillosa ... el servicio fue bueno ... los oficiales fueron amables, simpáticos y amables. Las salas públicas son muy bonitas.

Mort Salter de World-Wide Travel: “El servicio que comienza con los mayordomos de cabina y en todo el barco es excelente. Estamos convencidos de que a Natumex (la compañía operadora) le irá extremadamente bien ". Donald R. Innes, Choice Travel Service:" Fue un viaje muy agradable y una experiencia que valió la pena ".

EL SERVICIO SS ACAPULCO TERMINÓ EN 1963.

A pesar de las excelentes críticas, Natumex luchó para llenar el Acapulco, y su último crucero zarpó de Los Ángeles el 3 de febrero de 1963.

Cómo se pronuncia

Cruise the Past

Crucero por el pasado

EDITOR – MICHAEL L. GRACE.

Sr. Armando Sotres Castañeda

El 22 de octubre de 2017 falleció un personaje clave en el desarrollo turístico del puerto de Acapulco, un visionario, pionero, icono de lo que hoy conocemos, me refiero al Sr. Armando Sotres Castañeda, a quien le enviamos nuestro respeto y admiración en el espacio donde se encuentre por ser uno de los precursores del turismo nacional e internacional desde su restaurant en la calle Quebrada, hasta su majestuoso Armando's Le Club, descanse en paz.

ARMANDO SOTRES CASTAÑEDA 

Armando Sotres, capitalino que llego al puerto se inició como capitán de meseros en La Perla, centro nocturno del hotel Mirador, su primer negocio fue una boutique ahí en ese lugar.

Como hombre de gran visión, Armando se dio cuenta de que en Acapulco hacía falta un restaurante de cinco tenedores, así fue cómo nació el Armando's, en la calle Quebrada # 7, el lugar de más éxito, punto de reunión de cientos de personalidades de todo el mundo que se hicieron asiduos de este paraíso; comensales que se sorprendían desde el bar, donde el pianista negro, como una réplica de la película Casablanca, tocaba las canciones de moda.

Al ver el éxito obtenido se piensa hacer una discoteca, por lo que contacta al Arq. Aurelio Muñoz Castillo, quien tenia su oficina en el mismo edificio donde estaba el restaurant y se ofrece como alternativa un terreno que Armando poseía por el rumbo de Icacos frente a lo que ahora es la tienda "Wal Mart", siendo esta una empresa muy arriesgada por ser un lugar desierto y alejado del centro.

En aquel entonces la única discoteca que existía en Acapulco era el Tequila Go Go creada por Teddy Stauffer y Carl Renstrom e inaugurada el 23 de Enero de 1964 la cual tenía un concepto muy diferente de lo que se pensaba crear.


 

El diseño del Armando’s Le Club se convirtió en un concepto revolucionario, “ya que en ese entonces no existían diseños vanguardistas para esa época, por lo que al Armando’s se le consideró como la primera discoteca de América Latina, la parte donde estaba el piano bar, estaba el disc jockey, también había vestíbulos y áreas específicas. Había una zona para gente soltera, si no llegabas con pareja, te sentabas en esa zona para ver la cabina donde estaba el DJ, la cual tenía forma de piano de cola.Mientras que el famoso Studio 54 era la discoteca más exclusiva de los Estados Unidos, el Armando’s Le Club lo era en América Latina, “en ese entonces había mucha discriminación, del lado izquierdo, estaba la gente muy importante, y del lado derecho, la gente que iba a la disco, pero que no era muy asidua.

 

La parte del centro, era la pista, que estaba adornada con vitrales”.Armando’s Le Club fue inaugurada el 13 de Febrero de 1967, en esa época, Acapulco estaba en su época de oro, eran los tiempos cuando llegaba el jet set. Con ese tipo de discotecas, se disparó el concepto de discos en toda América Latina, era tanta la fama de la disco, que Hollywood también estuvo presente. Frank Sinatra, Tony Curtis, Elizabeth Taylor, Ava Gardner, Kirk Douglas, Tom Jones , el senador Edward Kennedy, Barry Golwater, Sean Connery, Estefanía de Mónaco, son algunos de los más célebres asistentes .

 

En la entrada de la disco, en la parte derecha, se hizo un área, en la que Armando Sotres se tomaba fotos con los famosos. Después esa pared se tapizó con esas imágenes para que los clientes las vieran. Los globos, los reflectores, la primera bola de espejos, el disc jockey, el glamour y las estrellas de cine y de la música del cine nacional e internacional formaban parte de la iconografía del Armando’s Le Club, “la música que se tocaba en la pista, era de la época, y en la parte posterior, se iniciaba con samba.

 

La gente llegaba al jardín cenaba y después bailaban hasta las 6 o 7 de la mañana”.Casi 15 años fue el tiempo en que el Armando’s Le Club tuvo su mejor época, “el Armando’s llegó a ser comparado con el Studio 54, aunque éste era un concepto muy de Nueva York y el Armando’s era un concepto muy mediterráneo, entrar era como sentirse muy importante, un auténtico V.I.P, (persona muy importante)”.

El dia 9 d abril El Hotel el Mirador cumplio 87 Años,

muchos de los Primos Barnard que vivieron en el Hotel les trae muchos recuerdos


Hace 87 años el Tio Carlos Barnard, junto con su Hermano Roberto Barnard, tuvieron un sueño de hacer el Hotel El Mirador el mejor Hotel de Acapulco de la Epoca!


siendo reconocido mundialmente, en donde disfrutaron Reyes, Embajadores, Artistas, Presidentes y todo el jet set de la epoca, se filmaron peliculas..


bueno en fin varios de artistas y gente de esa Epoca lo reconocieron como el primer Hotel y todo gracias al Tio Carlos y al tío Roberto, que supieron darle el empuje al Turismo, y tambien a los trabajadores que la mayoria empezaban desde abajo; por ejemplo: Pepe Muñiz empezo de mozo y fue uno de los mejores Gerentes del Hotel, el tío Fer es otro trabajador que tambien empezo de mozo y despues de pasar por varios departamentos del Hotel termino siendo el mejor contralor del hotel, Tina palma, Delfino, Teddy Staufer el Famoso Mr. Acapulco que fue el gerente de La Perla y fue el que trajo a todas las celebridades internacionales, como: Beto Salas, Flora que estaba en el portal, Ema la recamarera, Reynold el garrotero de la Perla.... el tio Santos Soberanís del Moral, que ahí en el Hotel El Mirador, empezó su vida hotelera y lo que es la vida, conoció a Roberto Barnard Maldonado sin imaginar que un día sería su suegro... tantas historias y anécdotas nos contaban tanto del tío Roberto, como del tio Carlos.


Y muchos mas trabajadores que no recuerdo sus nombres, pero gracias a ellos hicieron que el Hotel Fuera reconocido como el Mejor!!


Me faltaba Reconocer al Sr. Don Juan 


Lopez que era socio del Hotel, de el casi no lo recuerdo espero que alguno nos platique la historia de Don Juan en que epoca se hizo socio de los hermanos Barnard.


Lo unico que se es que Se dedicaba a los barcos y que tenia una naviera.


y bueno espero que alguno tengan mas datos del hotel.

"Rindo un homenaje a cada uno de los trabajadores y Trabajadoras del Hotel por haber portado la camiseta del Hotel con mucho orgullo, y mi Abuelo Roberto y mi Tio Carlos por iniciar el Hotel El Mirador" Eduardo Barnard Avila otro detalle importante, es que a los tíos, hubo un periodico de la epoca que les puso el siguiente mote: " Los Locos de la Quebrada."


Porque la gente decia que era imposible construir en los Riscos de la Quebrada!! sin embargo 87 años despues ahi sigue su legado de los Hermanos Barnard!!

Texto editado por una servidora, para conocimiento al público, sin embargo es narrativa y experiencia de mi tío Lalo Barnard, al igual que las fotografías.

 

Que no se pierda la historia de cada destino turístico que marca la historia de nuestro maravilloso puerto, porque en cada rincón de nuestro puerto, lleva tatuado grandes esfuerzos y sacrificios de nuestra gente.

© 2019 by MUSEO VIRTUAL DE ACAPULCO

logo klip 2019.png
edificio oviedo