FIESTAS Y TRADICIONES

DE ACAPULCO

Las numerosas fiestas y tradiciones en Acapulco lo invitan a formar parte de un sin número de celebraciones que conjugan dos características típicas de los pobladores de este maravilloso destino turístico: la fe y la alegría, en festejos que dejan ver los valores que unen al pueblo.



Una de las fiestas y tradiciones en Acapulco más reconocidas a nivel mundial es el carnaval, que se lleva a cabo año tras año durante el mes de febrero. Otra de las celebraciones más importantes de la región se realiza el 19 de marzo, día que se honra al Señor San José.



Siguiendo con las fiestas y tradiciones en Acapulco cabe mencionar aquella conmemoración que se celebra durante el mes de noviembre, en honor a las relaciones comerciales con "La Nao de China", feria ganadera y artesanal del estado.



Finalmente, le recomendamos ser partícipe de una de las más importantes fiestas y tradiciones en Acapulco, dedicada a la Virgen de Guadalupe, en la que se realizan procesiones y una feria de flores distinguida por sus vívidos colores y su valor cultural. Esta celebración se lleva a cabo los días 12 de diciembre.

PIÑATAS

DÍA DE MUERTOS

ROSCA DE REYES

LA HERMOSA TRADICIÓN DE LAS PIÑATAS



Es difícil imaginar una posada sin una piñata pues es el evento principal esperado por chicos y grandes. Como la mayoría de las tradiciones mexicanas las piñatas son el resultado de varias mezclas culturales aunque su origen aun es algo incierto.


Las hipótesis más exactas ubican el origen de las piñatas en China, pues en la ceremonia del año nuevo se confeccionaban la figura de una vaca cubierta con papeles de colores llena de semillas. Los mandarines golpea-ban con varas la figura para esparcir por el campo su contenido, posterior-mente se quemaba el papel y las cenizas se guardaban, pues se consideraban de buena suerte.



Se le atribuye a Marco Polo conocer las piñatas en oriente y llevarlas a Italia en el siglo XII pues su nombre deriva del italiano pignattas que significa olla y posteriormente a Es-paña. En Europa se le dio a la piñata un enfoque religioso y al primer domingo después del Miércoles de Ceniza se le llamaba Domingo de Piñata. La cual consistía en una olla de barro con papeles de colores rellena de dulces, y para romperla, se vendaban los ojos.



Las piñatas llegan a México por medio de los colonizadores espa-ñoles.

Los misioneros Augustitos utilizaron las piñatas con fines evangelizadores, pues su ambiente festivo, atraía a la gente a las ceremonias religiosas. Durante la época de las posadas se colgaban en las confiterías sabrosos panales, piñas cubiertas, zanahorias, tunas y otras frutas que halagaban la vista es probable que de allí halla surgido la mexicanísima forma de las piñatas.



El simbolismo que existe detrás de las piñatas también es variado hay quien sostiene que cada uno de los picos representa uno de los siete pecados capitales los cuales deben ser vencidos por medio de la fe y al quebrar la piñata se obtienen dulces y frutas como símbolo de la recompensa divina. El contenido de una piñata suele ser frutas de temporada como cacahuates, jícamas, naranjas, limas, tejocotes, cañas y dulces.

La piñata es una tradición que a lo largo del tiempo se ha vuelto mexicana y se ha mantenido a través de los años así que para estas fechas no nos queda más que decir "Dale, dale, dale no pierdas el tino, porque si lo pierdes, pierdes el camino".

 

 

LA OFRENDA DE MUERTOS



Costumbre mexicana practicada por los pueblos indígenas en la que tenían dos festejos para difuntos durante los meses de agosto y septiembre, la de los niños (Miccail-huitontli) y adultos (Xoco-huetzin).



Con la llegada de los españoles se conservó con una mezcla de símbolos cristianos que ayudaron a la evangeli-zación.



Muy al contrario de otros ritos fúnebres, éste constituyó un canto a la vida en el que se manifiesta una verdadera comunión con los difuntos llevándoles ofrendas con alimentos y otras simbolismos que representan importantes aspectos de nuestra fe.



  • La cruz florida sobre el altar significa la proclamación de nuestra Fe en Cristo y la promesa de resurrección.

  • El plato con sal  hace referencia al bautismo.

  • -El pan de muerto nos recuerda la eucaristía que es pan de vida, recuerdo de quien murió para darnos vida.

  • También se acostumbra presentar sus platos y bebidas preferidas porque ese día hacemos un convivio y compartimos los alimentos, música y compañía familiar.

  • Imágenes a quien se dedica la ofrenda con retratos y velas para iluminar el camino de las almas.

  • El copal une la tierra con el cielo y el incienso  simboliza la grata alabanza a Dios.

  • La flor de Cempoalxóchitl  represen-ta el sol símbolo de Dios que hace florecer la vida y proclama la vida eterna como don de Dios.

  • Vaso de agua para nunca tener sed.

El origen del roscón no tiene nada que ver con la llegada de los Reyes Magos a Belén para adorar al niño, sino que parece estar relacionado con las saturnales romanas, aunque en la actualidad se le relaciona de forma directa con una representación complementaria y comestible de la corona de adviento, éstas que no eran más que fiestas dedicadas al dios Saturno con el objeto de que el pueblo romano en general pudieran celebrar los días más largos que empezaban a venir tras el solsticio de invierno. Para estos festejos se elaboraban unas tortas redondas hechas con higos, dátiles y miel, que se repartía por igual entre los plebeyos y esclavos.

Ya en el siglo III, en el interior del dulce se introducía una haba seca y el afortunado al que le tocaba era nombrado rey de reyes durante un corto periodo de tiempo establecido de antemano.

Desde los romanos existían juegos del haba en la península ibérica; quién encontraba el haba tenía que pagar el convite a los demás.

Julio Caro Baroja, en su obra "El Carnaval" recoge dos testimonios del siglo XII sobre el Roscón de Reyes o el Rey de la Faba, el primero corresponde al Reino de Navarra donde en 1361 se designaba Rey del Faba al niño que encontraba el haba en el roscón -como en la actualidad-, el segundo testimonio corresponde a Ben Quzman, poeta andalusí, quien en su Cancionero describe una tradición similar con una torta (hallón o hallullo, vocablo que permanece en Granada) en el año nuevo que contenía una moneda. Tradiciones ambas que se han conservado durante siglos. En Francia toman el Gâteau des Rois que es idéntico a nuestro roscón y la Galette des Rois propia del norte del país. Es muy probable que de la tradición española (Navarra, Andalucía, ..) derive la tradición del Tortell de Reis. En cualquier caso, la popularidad del roscón de Reyes en el conjunto de España es relativamente reciente y en algunas zonas, de pocos años.

El pastel que se hace en nuestros países tiene forma de rosca, más o menos imitando una corona real, cubierto de frutas escarchadas, que semejan las joyas de la corona, y tenía escondida en su interior una pequeña sorpresa, a veces de gran lujo y valor; la tradición dice que quién la encontraba tenía que pagar el roscón (lo que se mantiene de forma parecida en México, como se dice más arriba); puede que por influjo francés haya cambiado el sentido y ahora se le hace rey de la fiesta o, en otros casos, se dice que el que encuentra la sorpresa tendrá suerte el año siguiente.

© 2019 by MUSEO VIRTUAL DE ACAPULCO

logo klip 2019.png
tradiciones acapulco